PROTOCOLO DEL SOMBRERO DE DIARIO FEMENINO

PROTOCOLO DE CÓMO USAR EL SOMBRERO DE DIARIO FEMENINO

El sombrero de diario, menos formal y menos integrado con el vestuario. También es un factor a tener en cuenta, el lugar, momento y circunstancia en el que se vista el sombrero.

A diferencia del sombrero de hombre, las mujeres pueden permanecer cubiertas en, prácticamente, todos los lugares y todas las ocasiones. Si el sombrero es de ceremonia o es similar , es decir, se «integra» en su peinado por medio de horquillas, alfileres y otros elementos no se lo debe quitar en toda la jornada.

Según relatan algunos expertos en historia, las mujeres pueden permanecer cubiertas en los templos porque la Iglesia consideraba el cabello de la mujer como un atributo sexual que la mujer debía ocultar. Por eso se han utilizado a lo largo de la historia todo tipo de velos, mantos, mantillas, etcétera, para cubrir la cabeza de la mujer en estos lugares de culto.

No obstante, si es correcto que las señoras, sobre todo las más jóvenes, tengan en cuenta ciertos momentos en los que es correcto quitarse el sombrero, siempre que sea posible.

Si hablamos de otras prendas más de «diario» como boinas, gorras, sombreros de paja, viseras, etcétera, es aplicable, en su mayor parte, no siendo nada educado permanecer cubierta con este tipo de prendas mientras come en un restaurante, mientras habla con otra persona -sobre todo si es de una edad avanzado o tiene un alto rango-, cuando entra en un templo religioso, delante de un cortejo fúnebre, en casa de unos amigos, etcétera.

Dónde estamos, ¿al aire libre o a cubierto?

El lugar donde se vista el sombrero también puede variar su uso y reglas. Por ejemplo, si es correcto mantener una conversación cubiertas en una piscina, en la playa o en el campo.

Contrariamente a lo que ocurre actualmente, era considerado de mala educación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *